Opinón : Wonder Woman


Existen las buenas y las malas películas de superhéroes, a finales de los 80, Warner Bross decidió darle una nueva imagen a Batman con una adaptación dirigida por Tim Burton, alejándose de la versión caricaturesca que había sido planteada por la serie de televisión, pero parece en algún momento del camino perdieron el rumbo y de la mano de Joel Schumacher, Batman parecía estar condenado nuevamente al olvido al igual que el universo cinematográfico del universo DC.

Por eso cuando me entere que harían una película de Wonder Woman no le preste mucha atención debido a que me había llevado dos decepciones seguidas: La primera con el Hombre de Acero y la otra con Batman Vs Superman, aunque de esta última siempre he dicho, sí se elimina todo lo de Superman es una muy buena película de Batman.


Inicialmente pensé que la película seria dirigida por Zack Snayder, por lo que imagine que sería nuevamente un despliegue de efectos, primeros planos y secuencias caóticas, hasta que escuche el nombre de Patty Jenkis, no tenía ni la más remota idea de quien era ella o que había hecho, hasta que investigue un poco y me alegro que haya sido una mujer quien tomara la dirección de la película.

La visión que tiene Patty Jenkins de Wonder Woman, está basada en contar la historia de quien es Diana y su origen, por eso no la muestra desde un principio como una amazona guerrera completa, sino al contrario nos la presenta como una niña pequeña, ingenua e indefensa que quiere convertirse en una amazona guerrera pero siempre es contenida por su madre.




Wonder Woman logra llegar a tanta gente porque su personaje permite que todos se identifiquen con ella y con las situaciones de su vida. En primer lugar La relación que tiene Diana con Hippolyta está basada en la desobediencia, el perdón y el amor. Hippolyta no quiere que Diana se entrene como Amazona porque tiene miedo de perder a su hija pero Diana la desobedece porque sabe que ella es capaz de hacer muchas cosas por su cuenta, pero aun así necesita y quiere la aprobación de su madre. 

Por otro lado, tenemos la relación que va construyendo con Steve Trevor a medida que pasan tiempo juntos y finalmente la desesperanza y la impotencia de ver como el mundo se está yendo a la mierda, todos estos elementos en conjunto forman una amalgama de emociones que son comprendidas por el espectador y esto lo hace perfectamente Patty Jenkins.

Analizando el ritmo de la película, note algo muy particular en ella y  es que esta es una película de superhéroes donde su director toma su tiempo para contar la historia y desarrollar a los personajes, mostrarnos sus motivaciones hasta el punto de ponerlos a un nivel más humano, y no es que lo hubieran hecho antes, Christopher Nolan ya lo había hecho con la trilogía Batman y Jamen Mangold con Wolverine Inmortal y Logan.

Wonder Woman y el feminismo

Antes que nada repasemos un poco de historia: Wonder Woman fue creada por el psicólogo William Marston en el año de 1941, conocido por ser el inventor del polígrafo, además de ser un defensor de  los derechos de la mujer y la libertad sexual. Con este pensamiento fue concebido el personaje de Diana y con los años se convirtió en uno de los símbolos del feminismo y del empoderamiento en el mundo.

Patty Jenkins también es conocida por ser una activista de los derechos de la mujer, por eso en la película destaca mucho el rol de la mujer en la sociedad de principios del siglo XX, sobre todo en la escena donde Diana conoce a Etta Candy, la secretaria de Steve y ella le pregunta a él acerca de las labores de una secretaria y ella contundentemente responde “De donde yo vengo a eso le dice esclavitud”. Más claro el mensaje no puede ser.


Pero no hay que mal entender esta parte de la película como una oda al feminismo, Jenkis pretende en su película recordarnos que tanto hombres como mujeres estamos en igualdad de condiciones, por eso ella nunca pone a su personaje por encima de los hombres a pesar de poseer la fuerza suficiente para lograrlo, al contrario celebra sus logros pero  también cuestiona el hecho de que solo los hombres sean los que tomen la decisión de acabar la guerra cuando ella tiene las mismas capacidades para hacerlo.

Lo único que no termina de agradarme es la premisa del amor todo lo puede, al ver que esa es la razón primordial de Diana para combatir y derrotar a Ares, el discurso se convierte en algo soso y hasta cursi, creo que hubiera sido más acertado agregarle al discurso que la justicia y la libertad de las naciones forman parte de sus ideales, pero al dejárselo todo al amor lo deja al nivel The My Little Pony. Pero no me mal entiendan, la película es genial y el mensaje es claro y contundente, libertad y empoderamiento son las dos palabras que definen esta nueva película de Wonder Woman y si este es el futuro de las películas de este género, pues que vengan más.



No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.