Ranma ½: aprendizaje, cambio y adaptación



Una de las cosas que siempre me han llamado la atención del anime es que es uno de los géneros más complejos de analizar debido a que muchas veces su tema principal no siempre está explicito; además, tiene la particularidad de humanizar a sus personajes, aquí ellos comen, duermen, van al baño y tienen que aprender a convivir entre ellos, y todo esto se ve en Ranma ½.

La serie ha tenido diversas interpretaciones desde que fue estrenada en América Latina a mediados de los años 90, algunos grupos religiosos la clasificaron como una serie que trataba el tema de la homosexualidad y que buscaba convertir a los niños en homosexuales y los menos radicales, creían que era una serie que rayaba en el porno.

El argumento de Ranma ½ trata de la historia de Ranma Saotome, quien se encuentra viajando con su padre, Genma Saotome para perfeccionar su estilo de arte marcial, cuando en uno de sus viajes llegan a los estanques de Yusenkio en China, este lugar alberga varios pozos encantados y la persona que caiga ahí se convertirá en quien se haya ahogado en aquel lugar. Es así, como Ranma cae en el pozo de la chica ahogada y Genma en el del pozo del panda ahogado, convirtiéndolos a él en mujer y a su padre en un panda gigante.


Tiempo después llegan a Kyoto para hospedarse en la casa de la familia Tendo, pero Ranma descubre que todo fue un truco de su padre para cumplir el compromiso de casar a su hijo con Akane Tendo, la hija menor de Soun Tendo.

La obra La obra de Rumiko Takahashi, abarca las relaciones personales desde una perspectiva más personal e íntima, pero no es tan sencillo como parece, porque a primera vista parece que todo se trata de Ranma y Akane, conviviendo entre ellos y enamorándose con el pasar del tiempo.

Los seres humanos adquirimos recuerdos, habilidades y conocimiento por medio de la praxis, esto nos permite tener un acercamiento directo con el mundo y de esta manera adquirir el conocimiento que necesitamos para conocer y entender el mismo. En este caso el mundo de Ranma, se divide en dos. El primer mundo lo vive como hombre y el segundo como mujer, y es desde aquí que empieza a entender el mundo en el que vive Akane, ya que al estar observar el mundo desde los ojos de una mujer, se permite entender su mundo y sus sentimientos, y a medida que avanza la serie van aprendiendo el uno del otro.


En el mundo del anime existen varias series que abarcan el tema del amor y el romance, Love Hina es una de ellas y me encantó la manera de como la búsqueda de eso que se llama primer amor se convierte en una odisea para Keitaro y la manera como se relaciona con cada una de las residentes que convivían con él, pero la historia se centra en eso, en la búsqueda del amor desde el amor y no desde la experiencia del amor y los diferentes tipos de amor.

Ranma redescubre el significado de la familia y de la importancia de la misma al empezar a convivir con la familia Tendo, debido a los largos viajes que realizaba con su padre nunca podía tener esos momentos especiales; en cambio Akane va descubriendo lo que significa pasar de niña a mujer con todo los traumas y experiencias que conlleva la adolescencia; además de empezar a descubrir su propia identidad al dejar de imitar a su hermana Kasumi.

Ranma ½ es una serie destinada a chicas y chicos adolescentes, pero cuando se empieza a ver con los ojos de la adultez permite hacer una lectura más amplia y empezamos a recordar cómo fue ese momento en que descubrimos el amor romántico, entendemos que significa el amor de familia, pero sobre todo el amor propio y la auto aceptación, es decir Ranma ½, habla del amor desde el aprendizaje, el cambio y la adaptación. 

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.