¿Ha evolucionado el periodismo de videojuegos?


Cuando comencé a estudiar mi carrera de comunicación social y periodismo en la universidad a medida que avanzaba en mis estudios me di cuenta que existían varias opciones para aplicar mis conocimientos; estaba desde el tradicional periodismo deportivo, político y económico pasando por el de moda, arte, farándula y en menor medida el periodismo de tecnología, ¿pero qué pasaba con los videojuegos?, ¿no forman también parte del mundo de la información?; así que busque en google, “periodismo de videojuegos”… ¡y anda la osa, si existe esa modalidad de periodismo!

En los primeros años de estudio lo primero que enseñan es que una noticia no es “perro muerde a hombre” sino, “hombre muerde a perro”, con esta máxima se pone de manifiesto que la base del periodismo es el sensacionalismo, cosa que en otras ramas de la información como la política, la economía y los deportes son más fáciles de detectar, pero en el periodismo de videojuegos es mucho más complejo de lograr ya que los temas que se abordan no generan el mismo nivel de asombro e impacto en el mundo terrenal; por otra parte, la información está enfocada a un público especifico y el consumo de este tipo noticias depende mucho del tratamiento que se les de. 

“Que te gusten los videojuegos no significa que sepas hablar de ellos”

Mi primer acercamiento con la prensa de videojuegos tuvo lugar en la década de los noventa, durante aquella época en Colombia empezó a circular la revista “Club Nintendo”, la cual se publicaba cada mes y en ella recuerdo que se analizaban los juegos desde todos los ángulos: jugablidad, sonido, gráficos y le daban una gran importancia a la historia, la revista fue muy bien recibida por el público lo que permitió que otras editoriales empezaran a hacer lo mismo; entonces, llegaron a los puestos de revistas publicaciones como GamePro, Videojuegos y Extra Loading pero Colombia seguía rezagada en incursionar en este tipo de periodismo.

En los primeros años de este nuevo siglo Club Nintendo anunciaba el final de su tiraje en América Latina (Creo que México sigue saliendo) y con la llegada de la nueva generación de consolas, también llego una nueva generación de publicaciones  que abordaban el tema de los videojuegos. La Revista Gamers On fue una de ellas, realizada totalmente en Colombia, demostró que este tipo de periodismo no es el paria de los medios, sino que puede abordar estos temas con profundidad, pero a nivel personal me mostró que no cualquiera puede escribir de videojuegos, porque entre querer ser y ser periodista de videojuegos, hay una gran diferencia; además del bagaje académico.


Después de leer los contenidos de Gamers On y su manera de abordarlos, supe que quería formar parte de su equipo, por un tiempo fue redactor colaborador, allí empecé a redactar mis primeros análisis y reseñas (muy malos de por sí) y me di cuenta de algo… que no sabía nada de videojuegos y que como en cualquier rama del periodismo se debe investigar mucho, verificar información, consultar las fuentes y revisar los textos una y otra vez antes de ser publicados. 

Del periodismo de Internet  y otros males (menores)

Antes de que el periodismo de Videojuegos fuera respetado por el mismo gremio, hablar del mismo era simplemente visto como un hobbie, nadie se lo tomaba en serio; ¡es más ni siquiera era considerado periodismo!, eran publicaciones que no estaban a la altura de otras publicaciones como “Mecánica Popular o Selecciones”, esas si eran publicaciones serias, porque quienes las leían son adultos y los videojuegos son cosas de niños. 

Pero con el pasar de los años el periodismo de videojuegos fue tomando fuerza gracias a Internet y a plataformas como Youtube, la cual abrió las puertas a las empresas para llegar a un nicho de mercado que los medios tradicionales no consideraban potencial, esto permitió que los jugadores de videojuegos mostraran al mundo sus habilidades o que hablaran acerca de sus juegos favoritos pero no desde la óptica comercial, sino desde una perspectiva personal, y es así como aparecen personajes como Dayo, Sasel, El Granquenk2 entre otros, cada uno con un estilo propio pero no enfocado a simplemente Game Plays o a repetir la información publicada en otros portales; cada uno de ellos se caracteriza por una particular de abordar y analizar un juego o lo que sucede en la industria.

Por ejemplo, Dayo analiza los juegos desde una perspectiva filosófica y académica, elgranquenk2 presenta un boletín de noticias que analiza y busca confrontar esa información con la realidad y Sasel, que lo único que busca es generar polémica con la acides de sus comentarios, lo hace con base a información recolectada de otros medios (analizada de manera un poco superficial, pero analizada al fin y al cabo), pero lo que los caracteriza a cada uno de ellos es que generan sus propio contenidos, con aciertos y errores pero dándole paso al periodismo independiente de videojuegos. 

Volvamos a la premisa “Hombre muerde a perro”, la prensa especializada vive y se alimenta del Hype, esto con el fin de optar por el camino fácil dejando de lado los análisis “objetivos” para centrarse únicamente en el rendimiento gráfico de las consolas y hacer comparaciones entre una y la otra con el juego de moda, y seamos honestos no se nota diferencia alguna cuando se hacen estas comparativas. Atrás quedaron los análisis hechos para recomendar X o Y juego por factores como su jugablidad, su trama o su nivel de dificultad, ahora las recomendaciones que se leen son del estilo “es un buen juego, pero corre a 60 FPS o a 30 FPS…Ah y tiene multijugador”. 

"El capitán Doritos" . el ejemplo perfecto de lo que no es un periodista de videojuegos

En conclusión, para responder a la pregunta ¿ha evolucionado el periodismo de videojuegos”, la respuesta es sí, pero no desde el lado de la "prensa especializada", esa evolución está y se da por aquellos que la realizamos de manera independiente, ya que no respondemos a decisiones editoriales pero respetamos y entendemos al público debido a que no estamos interesados en vender un producto o dar cifras de cuanto vendió Sony o Microsoft; con esto no digo que toda la "presa especializada" sea un ser sin alma y sus directivos coman fetos de bebés, solo digo que la evolución de esta prensa debería estar más enfocada a mostrar e informar acerca de los diferentes matices de esta industria y no a convertirse en una mera guía de compra.

Esquirla :
Les dejo un fragmento del prologo del libro "New Games - Journalism at play" en el que sus autores plantean una nueva manera de hacer periodismo de videojuegos"

"El periodismo ha abrazado a los medios   digitales en su lucha por sobrevivir. Pero la mayoría del periodismo en línea simplemente traduce las prácticas existentes a la Web: las historias se escriben y ditan como son para imprimir; Las funciones de vídeo y audio se producen como lo serían para la televisión y la radio. Los autores de Newsgames proponen una nueva forma de hacer buen periodismo: videojuegos.

Los videojuegos no ofrecen una panacea para los males de las organizaciones de noticias contemporáneas. Pero si la industria los acepta como un método viable para hacer periodismo, no solo un regalo ocasional para los lectores en línea, los juegos de noticias pueden hacer una valiosa contribución".


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.