Super Nes Mini Classic: Nintendo sabe vender nostalgia y lo hace muy bien



En 1991 Nintendo lanzo la Super Nes, la consola que dominó el mercado por más de una década, 26 años después sigue demostrando porque es la consola rey.

El día de 29 de septiembre de 2017 Nintendo hizo oficial el lanzamiento de la Super Nes Mini Classic Edition, una versión conmemorativa de la mítica consola Super Nintendo que domino el mercado durante toda la década de los años 90, pero que llega en una versión mucho más pequeña que la original de 1990 y con 20 juegos preinstalados, todos ellos licenciados por Nintendo lo que de entrada nos da seguridad y confiabilidad en que no habrá fallos o corrupción en los archivos al momento de jugar alguno de ellos. 

Desde el aspecto técnico de la consola, es poco lo que hay que decir ya que es una perfecta emulación de la consola original usando el chip gráfico Super FX el cual permite el desarrollo de juegos en entornos. Por otro lado, cuenta con las mismas características de la Nes Mini, salvado de partidas por slots para guardar partidas en cualquier momento (cosa que no recomiendo ya que va en contravía de la experiencia original) y como novedad de esta consola, el rebobinado de escenas para volver a visualizar una parte en concreto del juego.


Hablando de su aspecto estético, a pesar de su reducido tamaño y peso es igual a la original, desde el color, la textura, los detalles y la sensación que dan los mandos ya que son la réplica exacta de los originales tanto en tamaño y peso salvo que estos se sienten un poco más suaves. Algo que es de agradecer es el regreso de un manual impreso que a su vez es afiche donde podemos apreciar una reseña de los juegos de Nintendo con fotos y toda la cosa, y hablando de manuales la consola tiene la opción de descargar en PDF todos los manuales de los juegos por medio de un código QR a nuestro móvil y así si lo deseamos poderlos imprimir.


Dejando de lado la parte técnica y física, vamos a lo que nos compete en realidad: el catálogo de juegos con el que viene la consola. 

Mucho se debatió entre los jugadores que juegos deberían venir con esta consola, pero los que están considero que son los más representativos de la Super Nes, aunque creo que faltaron más categorías que títulos, aunque incluir Teenege Mutan Ninja Turtles IV: Lost in the Time, hubiera sido un gran acierto.



El listado de juegos es el siguiente:
·       
Contra III The Alien Wars
·        Donkey Kong Country
·        EarthBound                                                                 
 Final Fantasy III
·         F-Zero
·         Kirby´s Dream Course
·         Kirby Super Star
·         Mega Man X
·         Secret Of Mana
·         Star Fox
·        Street Fighter II Turbo Hyper Fighting
·         Super Castlevania IV
·         Super Ghouls Ghost
·         Super Mario Kart
·         Super Mario RPG
·         Super Mario World
·         Super Metroid
·         Super Punch Out
·         The Legend Of Zelda: A Link to the Past
·         Yoshi Island

En total son 21 juegos preinstalados, todos totalmente fieles de sus originales en cartucho pero la pregunta ahora es, pudiéndolos jugar todos ellos en emuladores de pc y teléfonos móviles ¿Vale la pena comprar una consola que salió hace 26 años?

Tal vez algunos no lo vean como una prioridad y de por si no lo es, como lo es todo en este hobby de los videojuegos, pero existe algo que se llama factor nostalgia y la nostalgia vende, a este factor me gusta llamarlo el efecto “Ratatouille”. En la película el crítico de cocina Anton Ego va por la vida menospreciando el trabajo de los demás hasta que un día prueba el plato más sencillo de la cocina Francesa el Ratatouille, al dar el primer bocado tiene una regresión a su infancia, cuando todo era más sencillo y su única preocupación era ser niño; bueno, esto mismo pasa con esta consola, es una vuelta en el tiempo, es volver recordar esas tardes con los amigos de la cuadra pasando horas y horas en una habitación jugando torneos de Street Figther o de International Super Star Soccer, y de volver a tener esa ilusión que se tiene cuando niño por la llegada de ese regalo esperado en navidad, ¡bueno! eso mismo me sucedió a mí solo fue despertar salir de mi cama y conectar la consola y empezar a jugar como lo hubiera hecho cuando tuve 10 años de edad.



Por otro lado, la Super Nes Mini nos recuerda algo que tal vez ya está obsoleto en el mercado y es la simpleza de jugar por jugar. Cuando conecté la consola y la encendí pensé que realizaría alguna carga y demás procesos que hacen las consolas actuales, pero no, solo fue encenderla y empezar a jugar, no hay contratos ni actualizaciones solo el juego y yo; además, si deseo cambiar de juego, debo levantarme e ir hasta la consola, apagarla y volverla encender hasta el ritual de encendido y apagado está implícito en la experiencia. 

En conclusión, la Super Nes Mini es una compra obligada si son como yo que desean volver a revivir esas experiencias de nuestra infancia y apelan al niño interior, pero si no son tan gomosos en este tema de los retro también es una buena oportunidad para conocer que se jugaba y como se jugaba antes. Ya para finalizar en materia de juegos, me hubiera gustado que se incluyeran más juegos en cooperativo, como Final Fight, International Super Star Soccer o Mortal Kombat 3, con esos tres juegos ya se tiene aseguradas horas y horas de juego.






No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.