The Return of living Dead : Zombies ochenteros


Antes de que The Walking Dead popularizara a los zombis, este género ha sido desde que tengo uso de razón uno de mis favoritos y aunque no comencé con las primeras películas de George Romero (1940 – 2017) sino con “El regreso de los muertos vivientes”, película dirigida por Dan O´bannon en el año de 1985, automáticamente me volví fanático de este tipo de películas.

A mediado de los años ochenta gracias a la censura presente en el cine norteamericano, Sam Raimi estrenaba en 1981 “Evil dead” entonces ya en el mundo del cine gore se veía venir una seguidilla de películas que darían vida a un género que se convertiría en culto para los entendidos en el tema.



Originalmente “El regreso de los muertos vivientes” estaba pensada como una secuela de la película original de George Romero “La noche de los muertos vivientes” de 1967 pero cuando Dan O´bannon se hizo cargo del proyecto reescribió el guion por completo hasta convertirla en algo que se aleja totalmente del terror y presenta una serie de situaciones ridículamente deliciosas. Todas ellas partiendo de una situación tan absurda como la de dos empleados de una empresa de suministros médicos que por accidente liberan un gas tóxico fabricado por el ejército de los Estados Unidos y almacenado en el sótano desde hace muchos años demostrando la ineptitud de uno de los ejércitos más poderosos del mundo.

La película hasta se burla de lo sucedía en el  país del norte durante los primeros años de los ochenta en donde Estados Unidos acaba de perder la guerra de Vietnam y todavía no lo superan, esto se ve reflejado en la actitud del Coronel Glover en su el afán de recuperar los contenedores que habían desaparecido años atrás y su frustración por no conseguir resultados, a esto sumado a la actitud anárquica de un grupo de adolescentes que irrumpen en un cementerio público como una afrenta al sistema; pero dejando de lado los detalles seudopolíticos y seudointelectuales ¿qué hace tan especial a esta película?



Aunque lo descrito anteriormente en el papel parece como algo serio, la realidad es otra, “El regreso de los muertos vivientes” es comedia pura saturada de gore por donde se le mire. En primer lugar tenemos el grupo más variopinto de personajes desde el torpe Frank el empleado que libera el gas, Erny el embalsamador hasta la excéntrica Trash y su mítico baile encima de la tumba, pasando por las memorables escenas como la del policía zombie pidiendo por radio que envíen más policías o la de la mujer zombie a la que le preguntan por qué comen cerebros, todos estos elementos hacen de esta película una de las mejores representante del cine tipo B.


Después del modesto éxito que tuvo la película, Dan O´bannon solo dirigió una película más “The resurrected”, por lo que Orion Pictures dio el mando a otros directores realizando una trilogía que nunca alcanzo la calidad original dando por sentado que “El regreso de los muertos vivientes” es una película de culto y un referente de la cultura pop, estando al nivel de películas como “Rec” o “el amanecer de los muertos” de Zack Snyder en el 2004.

En conclusión, “El regreso de los muertos vivientes” es de aquellas películas en las que su director se permite experimentar, ya sea con la inclusión de una banda sonora que nada o poco tiene que ver con el cine de terror o con el hecho de dotar con agilidad física a los zombies; además de una mediana inteligencia rompiendo las reglas establecidas hasta su momento para el género. Esta es una de esas películas que demuestran que poco presupuesto no es igual a mala calidad, no desconozco sus fallos como sus diálogos sobreactuados o algunos errores de continuidad, pero son esos detalles los que forman parte de su propia personalidad, es cómo en la película “TED” en la escena en que John y Ted están viendo “Flash Gordon” y siempre dicen – “Es tan mala, pero al mismo tiempo es tan buena”.  

  


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.