Terminator Salvation la película que le hizo frente al fanservice


Se entiende como Fanservice todo aquello que se pone de manera arbitraria en una serie, película o videojuego para complacer a la audiencia, y es que en la industria del entretenimiento el fanservice se ha convertido casi en una regla obligada para mantener enganchados a los fans de una franquicia; por ejemplo, tenemos las películas de “Los Vengadores” a las cuales siempre llamo “Iron Man y los demás” y esto a razón de que, aunque son buenas películas no dejan de ser puro Fanservice, caso contrario con “Escuadrón Suicida” que hizo lo mismo pero de peor manera.

Pero existen momentos en que a las franquicias se les permite hacer lo contrario, salir de la zona de confort y experimentar con algo totalmente diferente…esto fue lo que hizo el director Joseph McGinty más conocido como McG con Terminator Salvation. La película toma como base la idea original de las dos primeras partes realizadas por James Cameron, donde Cyberdyne toma el control de la tierra e inicia una guerra para acabar con los humanos y como Jhon Connor lidera a un grupo de sobrevivientes y los alienta cada día para luchar contra las maquinas; hasta ahí todo normal. La verdadera genialidad de esta película y de su director es que toma todo lo conocido y lo manda a un segundo plano y le da todo el protagonismo a Marcus Whringt como el nuevo exterminador, un personaje enigmático que poco tiene que ver con el papel que inmortalizo Arnold Schwarzenegger… pero esto fue lo que no le gusto a los “fanáticos”.

     
Desde que tengo uso de memoria me considero fanático de la saga Terminator y con esto quiero decir que a cada entrega le doy una oportunidad; además, considero a las dos primeras partes como obras maestras de la ciencia ficción. Si hablamos de Fanservice bien hecho dentro de la saga Terminator podemos tomar “Las crónicas de Sarah Connor” una serie realizada por Fox en 2008, la cual nos narra los eventos sucedidos después de la segunda parte en la cual se explora la relación entre John y Sarah; pero, por otro lado, esta Terminator Genesis como una sobre explotación hasta la saciedad de lo visto en las dos primeras entregas. El pecado de Terminator Salvation  fue no tocar ninguno de los elementos de las entregas anteriores y es que el universo creado por James Cameron es tan amplio que permite explorar nuevas posibilidades como la introducción de un nuevo exterminador o de darle un vistazo al mundo después de ser diezmado por las maquinas.

Terminator Genesis, Fanservice mal hecho

Existe el buen y el mal fanservice, pero en esta oportunidad en Terminator Salvation se usa de una manera sabia, desapercibida y casi invisible solo hay tres momentos puntuales donde se hace uso de este recurso: el primero cuando un joven Kyle Ress se encuentra con Marcus y le dice “ven conmigo si quieres vivir”, una segunda oportunidad en la que John coloca la canción “You Could be Mine” para atraer a los moto-terminator; por último, la aparición del primer T800 con el rostro de Arnold y lo genial es que ninguno de estos momentos se ven colocados de manera forzada y sin coherencia.

En conclusión, aunque la película toma elementos ya conocidos para el público seguidor, también da la oportunidad a los recién llegados para adentrarse en el universo creado por James Cameron. Terminator Salvation es lo que hizo “Balboa” con la saga de Rocky, dejar de lado las pretensiones de los fanáticos que querían más de lo mismo para centrarse en una historia original, reinventándose desde ceros y expandiendo las posibilidades de la historia.   

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.