¿Qué hace grande a Rockstar?


RockStar es una de las compañías más influyentes en la industria de los videojuegos, desde su fundación en 1998, Sam y Dan Houser han tenido claro cuál es el rumbo de la compañía por lo que evitan a toda costa evitar lo que hacen otras compañías

Todas las compañías de videojuegos con el paso del tiempo van definiendo un estilo que los caracteriza; por ejemplo, Nintendo se ha caracterizado por ser una empresa y desarrolladora con un estilo más familiar enfocado en la diversión casual con títulos como “Tetris”, “Nintendo Dogs” y “Super Marios Bros”, así como también son capaces de presentar títulos tan complejos como “Metroid” y “The Legeng of Zelda”. Capcom por su parte también ha marcado un estilo enfocado a una estética más estilizada y esto lo podemos apreciar en juegos como “Mega Man”, “Darkstalkers” o “Strider”; además sus juegos o la mayoría de ellos son del tipo Arcade, pero ¿qué tienen en común estas dos compañías? En primer lugar, que las dos son japonesas y muy tradicionales; además de explotar sus franquicias hasta la saciedad…y por otro lado tenemos a Rockstar.

Rockstar a diferencia de sus homólogos japonesas no es una compañía dada a la tradición, el estudio fundado por los Hermanos Sam y Dan Houser apuesta por un estilo menos conservador que rompe con todos los paradigmas presentes en los videojuegos y a partir de esta premisa nace “Grand Thief Auto”.   

GTA para los entendidos en la materia se sale del concepto convencional del juego tradicional al integrar dos estilos en uno solo. Por una parte, integra una historia como eje central para el desarrollo del personaje como lo hemos visto en las diferentes entregas y por otro lado está el modo de juego casual el cual se logra dándole libertad al jugador para tomar el control y moverse por todo el mapa sin necesidad de ceñirse a la historia del juego a esto sumado la oportunidad de realizar misiones secundarias, factor que alarga la vida del juego.

GTA integra el modo historia y el modo Arcade para los jugadores casuales

Desde el lanzamiento de la quinta entrega en el 2015, todos conocemos de antemano la popularidad que goza GTA, sobre todo porque podemos hacer lo que se nos venga en gana cuando nos aburrimos de hacer misiones; además de contar con las mejores historias escritas para un videojuego; y es en este punto donde Rockstar saca a relucir su potencial como desarrollador y productor de videojuegos por las historias que cuenta.

Juegos como “Bully”, “Red Dead Redemption”, “The Warriors” o “ManHunt” comparten similitudes con GTA en sus sistemas de juego y apartado gráfico además que se juegan de la misma manera, pero son las apuestas más arriesgadas de la compañía, productos totalmente independientes con una esencia e identidad propia convirtiéndolos en producciones AAA sin la pretensión de competir con la vaca sagrada del estudio. Son estos títulos unitarios que hacen que sus desarrolladores salgan de la zona de confort y que reflejen la esencia de la compañía.

Juegos como “Bully”, “Red Dead Redeptiom”, “The Warriors” o “ManHunt”, las apuestas más arriesgadas de Rockstar

Rockstar es una de las compañías más influyentes en la industria de los videojuegos, desde su fundación Sam y Dan Houser han tenido claro cuál es el rumbo de la compañía por lo que evitan a toda costa evitar lo que hacen otras compañías, esto con relación a los FPS, aunque en una entrevista dada al portal 1UP.com, aseguran que Max Payne 3 es los cercano a un FPS, pero con variaciones presentes en el género.
Tal vez lo que hace grande a Rockstar es la capacidad de desarrollar juegos pensados para los jugadores y no como una regla de marketing, es por eso que sus lanzamientos muchas veces tardan algunos años más de los previstos, porque no quieren caer en el error de las demás compañías de entregar un juego incompleto solo para satisfacer las demandas del mercado.   

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.