Mega Man Zero ¿por qué es la saga infravalorada?


Mega Man Zero lanzado por Capcom en el año 2002, es una de esas entregas que busca revitalizar una saga como lo fue la saga X de Mega Man el cual además de ofrecer un estilo diferente de jugabilidad nos permite por primera vez ponernos en la piel de Zero y protagonizar su propia aventura, ¿pero por qué no sedujo al público como se esperaba?

Un poco de historia

Cabe aclarar que la saga de Mega Man Zero ocurre cien años después de los acontecimientos ocurridos durante las guerras Maverick en Mega Man X en las cuales Zigma como archinemesis de X estaba detrás de todo este lio. En esta oportunidad la guerra ha sido declarada a todos los reploids por parte del régimen de Neo Arcadia liderado por Copy X, una copia del X original que considera a todos los reploids como Mavericks. Por otro lado, el mundo pasa por una crisis energética por lo que una científica de la rebelión llamada Ciel investiga una nueva fuente de energía por medio de la investigación de los Ciber Elf, los cuales fueron creados a partir de las investigaciones hechas a Zero al finalizar las guerras Maverick. Durante una de los patrullajes realizados por la resistencia, Ciel y los demás soldados reploides son atacados por las fuerzas de Copy X encontrado por suerte el lugar donde se encuentran los restos de Zero quien despierta sin recuerdos y se une a la resistencia para ayudar a derrocar el régimen de Copy X y sus cuatro guardianes: Harpuia, Phantom, Leviathan y Fefnir.

Como podemos ver la historia de Mega Man Zero es bastante nutrida en detalles y con un argumento que logra enganchar desde el principio; además la inclusión de nuevos personajes que van ganando peso en la trama a medida que avanzamos en la aventura. Además, una de las cosas que llama la atención de esta entrega en la cual X deja de ser el protagonista principal de la serie para darle lugar a Zero quien se presenta mucho más enigmático y diferente al conocido en las entregas de Mega Man, pero no solo los cambios se notan en el cambio del personaje y su diseño el cual es mucho más estilizado. El sistema de juego se sale de los cánones originales de la serie en donde el jugador debe escoger entre los ocho robots master para enfrentarlos en una zona específica del mapa.




Los cuatro generales de Copy X

En esta oportunidad el jugador tiene libre control sobre el personaje y que dirección seguir ya que ahora no nos enfrentaremos directamente a los robots master, sino que iremos avanzando a medida que vayamos cumpliendo una serie de misiones que nos darán en el comando de la rebelión, en las que al final de cada uno nos enfrentaremos a un robot Master o a uno de los cuatro generales de Copy X y al finalizarlas podremos regresar al comando y esperar la nueva misión o interactuar con los miembros repartidos por cada uno de los niveles de la base y conocer algunos detalles de lo que ocurre.

Otro aspecto a destacar de esta saga es que está divida en cuatro episodios que componen una historia en total, pero a diferencia de las entregas de la serie X en las que siempre al final debíamos enfrentarnos a Zigma, aquí nos enfrentaremos a un general de las fuerzas de Copy X para darle paso a la siguiente parte de la historia.

Personalmente este fue el punto de fuerte de esta saga ya que al finalizar un episodio no es un final cerrado, esto da la oportunidad de darle continuidad a la historia como un todo. Otro de los aspectos llamativos del juego es el diseño de personajes, aquí vemos a un Zero que difiere mucho del original a nivel estético, ya que es mucho más estilizado pero que mantiene las particularidades del original como el manejo del Z Saber.    


Al finalizar cada misión regresaremos al centro de comando de la resistencia. 

Con todas estas novedades ¿porque no termino de calar en los jugadores y fans de la serie X’. Tal vez uno de los aspectos que más influyo fue que salió mucho antes de que la saga X llegara a su final definitivo con Mega Man X 8, ya que el juego fue lanzado después de la sexta entrega y esto para efectos prácticos deja una serie de vacíos cronológicos que después se contradicen con la séptima y octava entrega, pero ese tipo de detalles, aunque son bastante quisquillosos son relevantes para mantener a flote un título que viene directamente de una historia posterior. 

Por otro lado, aunque el juego es diferente a las entregas de la saga original a medida que comenzamos un episodio diferente no cambia mucho la estética ni jugabildad, aunque esto no debería ser un problema porque es lo mismo que hemos visto en las diferentes entregas de Mega Man X o porque tal vez únicamente fue lanzado para una consola en específico como lo fue la Game Boy Advance dejando de lado un nicho de jugadores de otras plataformas, o finalmente porque tal vez el mundo no estaba listo para ver a Zero como protagonista de su propia aventura, la cual personalmente encuentro mucho más atractiva e intrigante que las descrita en las ocho diferentes entregas de Mega Man X. 


En conclusión, Mega Man Zero es uno de esos juegos que pasan de agache no por malos, sino porque se les compara con su contra parte original y no se les mira como un producto diferente e independiente con el que se intenta renovar una franquicia, para quienes no lo hayan jugado este título es una oportunidad de ahondar más en el universo de Mega Man y para quienes sí, siempre es buena una segunda revisión y ver que dejamos escapar


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.