El derecho a ser "casual gamers"


Con el agitado ritmo de vida que se impone cada vez en este mundo globalizado e hiperconectado el tiempo se ha convertido en un recurso mucho más valioso que el dinero, ya no queda tiempo para cosas tan sencillas y básicas como comer, dormir y hasta para jugar. 

Para quienes son padres de hijos pequeños (como yo) entenderán que el tiempo se administra de tal manera que este alcance para las demás tareas que demanda el día a día y sin hablar de las energías extras que debemos sacar, y ya hablando de videojuegos ese tiempo de partidas largas hasta la media noche parecen visiones lejanas que recordamos y anhelamos en secreto.

Recuerdo que hace años cuando llegaban las vacaciones y no tenía planes de viajar me hacía con el juego más largo que pudiera conseguir y estos por lo general eran los RPG, en esa época fue cuando conocí algunos de los Zelda, Final Fantasy VII y IX, Xenogear, algunos Pokemon...en fin tenía en mis manos juegos que podían darme horas (no quitarme) de diversión y así pasaba cerca de seis hasta doce horas diarias de juego, pero como todo en la vida, hay que crecer.

Cuando crecemos llegan las obligaciones, el estudio, el trabajo; además de la vida social que empieza ser cada vez más social y esos viernes de Digimon pasan a ser noches de Tequimon, pero nuestro pequeño Gamer pide que lo dejemos salir a jugar así sea un rato al patio y sacamos nuestro móvil y ¡zas!, nos enfrascamos con el juego que viene por defecto y de repente nos convertimos en "casual".  

Según el argot popular el término "casual" se aplica para toda actividad que no se realiza de manera constante sino en pequeños periodos de tiempo y parece ser que la comunidad gamer sobre todo la adulta empieza ser parte de esta tendencia. Y no es que precisamente sea algo malo pasar de ser un jugador "hardcore" a un "casual", sino lo que cambian son los gustos.

En lo personal me sigo considerando "gamer" aunque el termino no me gusta porque en mi época escolar nos decían "viciosos" o "jugones" ese término me gusta, pero como ya lo dije anteriormente el tiempo ahora es un recurso que se deprecia más rápido que el Bolívar, porque hay que repartirlo entre el trabajo, los hijos y la esposa (gracias doy porque mi esposa le gusta jugar y echamos partidas rápidas de Top Gear en el Super Nintendo)

La mejor consola portatil para saciar al gusanillo videojueguil

Para no sentir que estoy faltando a mi tendencia jugona y sin faltar a mis preferencias,  hace unos años me compre un PSP, la que considero la mejor inversión que he hecho en mi vida (porque no hay nada más horrible que jugar en un teléfono móvil), con ella tengo todo lo que necesito para saciar al gusanillo videojueguil; además, tengo juegos de todos los sabores y colores, emuladores para recordar juegos de antaño, pero lo más importante siento que aunque ya soy un jugador casual el tiempo es algo que no se me va y puedo dedicarle horas o minutos a juegos que en consola demandarían más tiempo del habitual.

Con esta reflexión quiero llegar al punto que, aunque somos jugones de corazón debemos admitir y reconocer que ya no estamos para partidas de Age of Empire hasta las 5 AM y que tampoco nuestra economía está para estar comprando entrega tras entrega de una saga ni mucho menos para juegos de mundo abierto como un GTA (salvo el Red Dead Redemption y el Batman Arkham City, que por lo menos una vez al año me los vuelvo a jugar). Tal vez algunos digan que siguen siendo "hardcore" y los felicito, pero no los envidio porque algo que he aprendido al ser casual es a administrar mi tiempo y a tener un mejor balance de mi vida; además de disfrutar los juegos como lo que son…solo juegos.

¡Feliz martes!  

Alvaro Lengua@HablemosinHype 

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.