Reseña: Castlevania The Dracula X Chronicles




Después del éxito de Castlevania Shymphony of the Night para las consolas PSX y Sega Saturn. Konami en el 2007 presenta para la consola PSP, Castlevania The Dracula X Chronicles. 

Para quienes aún no están familiarizados con la saga Castlevania (cosa que debería darles vergüenza), Esta se inicia con Rondo of blood, una precuela que narra la historia del famoso cazador de vampiros Ritcher Belmont,  cuatro años antes de los hechos ocurridos en Shymphony of the Night. Aquí debe abrirse paso por el castillo de Drácula para rescatar a su prometida Annette.


En esta oportunidad Konami nos ofrece un remake muy bien trabajado tanto en calidad gráfica y sonora. Lo que más destaca de este remake del Rondo of Blood es que mantiene la jugabilidad clásica del original. El juego es un plataformero horizontal en el que debemos avanzar eliminando hordas de engendros enviados por Drácula. El juego esta dividido en 10 escenarios y cada uno de ellos tiene cierta dosis de exploración en donde podremos descubrir algunos lugares secretos para tomar items o elementos de colección como imágenes de galerías y pistas de las bandas sonoras. 

Por otro lado, cabe la pena destacar que este es un Castlevania que cuenta con la posibilidad de usar un segundo y tercer personaje jugable cambiando de manera drástica el desarrollo del juego, pero para hacer uso de ellos, los personajes deben ser rescatados y es aquí donde la exploración hace presencia. 

En materia de  jugabilidad estamos ante un Castlevania en toda su esencia con una dificultad elevada la cual podemos comprobar desde el primer escenario y que irá incrementando a medida que avancemos. Este aspecto hará felices a los jugadores de la vieja escuela, pero que frustrara a quienes están habituados a juegos más fáciles ya que, aunque el juego es lineal y el diseño de niveles están bien estructurado, la jugabilidad se basa bastante en el ensayo y error.



Ya hablando de los extras, el juego nos recompensa con la versión original del Rondo of Blood  para PC Engine y el Shymphony of the Night de PSX, los cuales deben ser desbloqueados una vez se finaliza la aventura principal del remake. Por el lado, en la versión original podemos apreciar un cambio sustancial en la movilidad de Ritcher que a pesar de ser tipo tanque es más ligera que su contraparte; además , se pueden apreciar los cambios generacionales que separan una tecnología de la otra.





En Symphony of Night, es el extra de mayor valor y que justifica para tener este juego en nuestro catálogo de PSP. Este es un port que mantiene la jugabilidad del original pero se sacrificaron aspectos como el ratio de pantalla y se comprimieron algunos sonidos de Alucard y de los enemigos, detalles que lo alejan un poco de la experiencia original. 

En conclusión, Castlevania The Dracula X Chronicles es un juego imprescindible dentro del catalogo de la portátil de Sony.  Hay que tener en cuenta que no es un juego fácil, ya que vamos a morir muchas veces y representara un reto para los jugadores experimentados.  Por otro lado, sí solo han jugado los Castlevania de Nes y hasta el Dracula X de super Nes, esta es una oportunidad perfecta para probar de primera mano el Rondo of Bloof original y al mismo tiempo obtener el Symphony of Night, considerado el mejor de la saga Castlevania. 

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.