Reseña: High Score Girl, ¡Here Comes a New Challenger!



High Score Girl es un manga escrito por Oshikiri Rensuke, alcanzando cierto grado de popularidad lo que hizo que JC Staff y Square Enix junto a Netflix decidieran realizar su adaptación al anime. La historia está ambientada en alguna ciudad de Japón durante el año 1991, considerado la época dorada de las salas recreativas o arcades y este es el contexto en el que se nos presentan a los dos personajes principales de la historia: Haruo y Akira.

La serie comienza con Haruo un chico normal de preparatoria que no es muy dedicado con sus estudios, ni tampoco es muy brillante. Es más bien un chico promedio pero con una asombrosa habilidad para los juegos de lucha, siendo en el caso particular extremadamente bueno en  Street Fighter II. Durante una de sus sesiones de "práctica" se enfrenta por casualidad contra Akira Onno, la chica más popular de la escuela y proveniente de una de las familias más ricas del país, pero quien además es una excelente jugadora con Zangief (el personaje más roto de Street Fighter II) derrotando a Haruo en más de una oportunidad. Dando por iniciada una rivalidad que poco a poco se va convirtiendo en complicidad.



Por otro lado, si Horuo es un chico normal y ruidoso, Akira es todo lo contrario a él, ya que es muy callada, tímida y vive en un mundo donde las exigencias académicas son más importantes que la vida normal que puede tener un niño debido a que ella está destinada a manejar el futuro de las empresas Onno. Por lo que los videojuegos son la válvula de escape que tiene para escapar por un instante de su realidad. 

Puede parecer que Hihg Score Girl se nos intenta vender como resumen de la historia de los videojuegos repartida en 15 episodios, porque a medida que avanza la historia se puede apreciar la evolución de las consolas desde la conocida TurboGrafx, pasando por el SuperNes y la primera PlayStation, así como la evolución gráfica y técnica de los juegos.



Pero siempre hay que leer entre líneas y aquí los videojuegos no están únicamente como pretexto para contarnos la historia, sino que son el pilar de la misma. Este recurso bastante ingenioso es usado como metáfora para representar el crecimiento personal, evolución y madures de los personajes; así como para mostrar y canalizar sus emociones. 

A medida que avanza la serie es inevitable recordar los momentos en que muchos de nosotros pasábamos las tardes de los viernes en el salón de arcades de nuestros barrios y ver que las situaciones que se recrean en ese momento de alguna manera eran similares a las vividas por nosotros en ese época, como las reglas no escritas sobre el uso de determinadas técnicas o personajes durante un 1VS1, o el respeto por el turno del siguiente oponente y la admiración que se le tenía a aquel jugador que sabía cómo desbloquear a los personajes secretos en The King of Fighters 97.



Hihg Score Girl es una vuelta en el tiempo para recordarnos que era ser niños en ese momento, de recordar cómo era pasar la tarde de un sábado jugando al Family; además es una historia sencilla, bonita e inocente que apela mucho a la nostalgia, poniendo como contexto la época en que los arcades estaban de moda. Pero también, nos hace volver la mirada hacia atrás  para recordar todos los errores que cometimos cuando despertó en nosotros el sentimiento de ese primer amor de la adolescencia. 


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.