Reseña: Mortal Kombat 11, ¡Get Over Here!



Mortal Kombat es sin lugar a dudas una de las franquicias más representativas de los juegos de lucha que se ha hecho un nombre en la industria desde su primera aparición en 1992 de la mano de Ed Boon y Jhon Tobias, inicialmente para Arcades y posteriormente para consolas de sobremesa. 

Desde sus inicios es un título que no ha estado excepto de polémica a causa de la exacerbada violencia presente en cada una de sus entregas o por la extrema sexualización de sus personajes femeninos en MK IX, aspecto que fue señalado por diferentes grupos feministas. 


Pero a pesar de las críticas cuenta con miles de seguidores y fanáticos de los videojuegos de lucha y hoy después del lanzamiento de Mortal Kombat XL en 2016, Mortal Kombat 11 llega producido por NetherRealm Studios y distribuido por Warner Bros Interactive para las consolas PS4, Xbox One y PC.

Una de las características que tiene Mortal Kombat es que a diferencia de otras sagas, esta tiene una amplia carga narrativa que se complementa entre sí con cada entrega. Sin embargo esto no obliga al jugador a probar cada una de las entregas anteriores para entender la trama ya que cada una de ellas es una historia independiente, por lo que MK 11 no será la excepción. 

Mortal Kombat 11 nos plantea una historia donde los campos espacio-tiempo son manipulados haciendo que la experiencia de juego se enfoque en lo épico y no en lo general provocando que la misma trama este hilada de manera correcta para conectar los acontecimientos en los que están involucrados los diferentes personajes. El juego inicialmente presenta una plantilla de veinticinco personajes que al principio pueden parecer pocos para un título de esta envergadura, pero se ha confirmado que poco a poco se irán añadiendo más personajes como Shang Tsung, Sindel y Sheeve entre otros.


El juego inicialmente presenta una plantilla de veinticinco personajes que al principio pueden parecer pocos para un título de esta envergadura
Pero como todo juego de lucha, la historia importa poco si no está sustentado en una buena jugabilidad y en este aparatado Mortal Kombat 11, logra cotas muy altas de calidad con controles muy fluidos y con sistema de combate más enfocado en la estrategia y los “counter” dejando de lado el aspecto machaca botones de otras entregas. Por otro lado, el sistema de combate tiene un nuevo añadido denominado Fatal Blow, el cual permite realizar un ataque especial cuando al personaje le resta un 30% de la barra de vida haciendo que se logre remontar un combate que se veía perdido. Pero como todos jugamos Mortal Kombat por la violencia más que cualquier cosa, en esta nueva entrega los Fatalitys están a la orden del día y siguen siendo tan espectaculares como siempre se les ha recordado, demostrando que este es el sello característico de la franquicia. 


El Fatal Blow permite realizar un ataque especial cuando al personaje le resta un 30% de la barra de vida 
Para aliviar la carga y no limitar al juego a un festival de violencia sin sentido MK 11 cuenta con diferentes modos de juegos para ampliar la experiencia más allá de la historia principal. En esta oportunidad está presente el modo cripta en donde el jugador podrá explorar un escenario para descubrir cofres y así adquirir skins o nuevos movimientos por medio de la moneda del juego. Otro de los añadidos es el modo Torre, el clásico sistema de combate presente en las arcades y el sistema de combate Online, aclarando que en este modo la personalización de personajes no se puede usar buscando el equilibrio en los combates.

La personalización es uno de los añadidos de Mortal Kombat 11
A nivel técnico es poco lo que hay que decir del juego, demostrando una vez más un alto trabajo en el modelado de los personajes y de los escenarios los cuales están muy bien ambientados con muy buenas texturas y animaciones. Aunque haciendo hincapié en el diseño de los personajes sobre todo en los femeninos, en esta entrega dejan de lado los diseños con curvas exuberantes, pechos voluptuosos y con poca ropa, para dar paso a diseños más prácticos en cuanto a funcionalidad se refieren y es este tipo de cambios a los que apuntaba Steve Baren, director de arte del juego al afirmar en una presentación "Vas a una pelea por tu vida y no es sensato ir a ella con poca ropa", aunque esto para algunos es hipócrita por parte de NetherRealm Studios al cuidar el aspecto de no sexualizar sus personajes pero son explícitos en mostrar toda la violencia posible.



En conclusión Mortal Kombat 11 llegó en un buen momento cuando se estaban dejando de lado los juegos de lucha 1vs1 y lo hace de una manera rimbombante pero sin llegar presuntuoso. Como se dijo anteriormente, a nivel técnico es sobresaliente pero no es nada que se esté viendo en esta nueva generación, lo que le da sazón y sustancia es su sistema de combate fluido y con una alta dosis de estrategia haciendo que cada combate sea pensado y pausado obligando al jugador a aprender a dominarlo. 

Mortal Kombat 11 está disponible a partir del 23 de abril para las consolas PlayStation 4, Xbox One y PC. Se espera una versión para Nintendo Switch el próximo 7 de mayo. 


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.