Anime: Neon Genesis Evangelion (análisis)


Pocas series de anime han logrado captar mi atención como Evangelion y lejos de ser la mejor serie que haya visto, fue aquella que cambio mi visión sobre el género y fue determinante para inclininarme sobre cierto tipo de historias. 

Me di a la tarea de volver a ver la serie gracias al tirón que le dio Netflix al estrenarla nuevamente y me doy cuenta que la interpretación que le di en su momento no es la misma, que los momentos que veía como recargados y cursis tienen un significado más profundo y que sus personajes han cambiado siendo un reflejo de nuestros actuales sentimientos y frustraciones.

Neon Genesis Evangelion se estrenó en 1995 y la serie llego sin mucho peso, pues veniamos de series  como Dragon Ball Z o Saint Seiya que sin desconocer su calidad, estaban enfocadas a un público más infantil con combates alucinantes y personajes unidimensionales siendo un cliché en sí mismos. Igual nos los gozábamos porque eso era lo que queríamos ver. Después tuvimos series como Macross con una historia más adulta que ponía como contexto la guerra entre los humanos y los Sentraedis, pero también empezó a explorar el lado crudo de la guerra y como esta afectaba a sus protagonistas. Sin embargo el guión de la serie siempre perdía peso a raíz de los combates en que los robots gigantes eran el centro del espectáculo. 


Evangelion va más allá de simples combates con robots gigantes. La historia transcurre en el año 2015 de nuestra era. La humanidad poco a poco se está recuperando de algo llamado el Segundo Impacto, un suceso ocurrido a inicios del nuevo milenio que acabo con gran parte de la vida en la tierra. Quince años después son atacados por unos seres llamados Ángeles y la única arma para detenerlos son unos robots gigantes creados por Nerv llamados Evangelions, pero el robot en sí mismo no es útil y necesita ser piloteado por un adolescente con características y rasgos particulares.


De esta manera nos introducen a Shinji Ikari, obligado a pilotar la unidad Eva 01 y aunque al principio se niega no porque considere que está mal hacerlo, este termina accediendo porque cree que así lograra la aprobación de su padre Gendo Ikari, quien está al mando de Nerv. Después del combate contra el Angel, Shinji siente que no gano la pelea aunque todo el mundo opina la contrario porque siente que simplemente fue usado como una llave para activar al Evangelion y que su valor como persona se reduce a un herramienta más de la organización y de su padre.


La obra de Hideaki Anno, es una serie que no se entiende a la primera. Sí, tiene simbolismos religiosos y se aborda el tema de la lucha del hombre contra Dios; así como la teoría de la creación del hombre. Pero Anno desde la serie aborda el tema de las relaciones y lo difícil que es convivir con los demás; así como la lucha interna que tenemos los seres humanos para alcanzar las metas que se espera que alcancemos en nuestras vidas y la serie lo hace de manera magistral.

Personajes como Ritsuko, Azuka o la misma Misato son el reflejo de eso. Muchas veces se les ve en conflicto con su propio ser. Es decir, quieren ser mujeres que quieren enamorarse o formar parte de una familia, pero al mismo tiempo se alejan de las persona cuando sienten afecto por alguien por el temor a salir lastimadas haciendo que sus relaciones con los demás se conviertan en algo difícil de manejar; además tienen sentimientos de rencor hacia sus padres y esto nos lo están diciendo en todo momento, dejándolas ver como seres imperfectos y vulnerables...mostrándose más humanas.

Esto lo vemos de manera explícita en algunos momentos puntuales de la serie en donde por medio de un plano fijo vemos la mesa de la habitación de Misato y solo escuchamos los gemidos de ella mientras hace el amor con Kaji o como Azuka bloquea el recuerdo de ver el cadáver de su madre colgado de una viga después de suicidarse decidiendo nunca formar una familia y odiándola por dejarla sola cuando era pequeña. Anoo no se guardó nada para dejarnos ver que todos estos momentos de alguna forma son parte de nuestra condición humana. 


Neon Genesis Evangelion se dio a conocer en su momento por el voz a voz; además es una serie adelantada a su época donde abordar el tema del sexo, religión o las relaciones humanas no triviales era tabú y sobre todo si estos temas se exponían en un género como el anime el cual estaba pensado como un producto para niños. La serie no se transmitía por televisión abierta haciendo que la serie se convirtiera en un mito o una leyenda; además se ser censurada en algunos países porque su mensaje no se supo interpretar.

Sin embargo la serie ha traspasado a su creador para convertirse en un producto atemporal que aún tiene bastante tela de donde cortar y analizarla es un follón porque siempre tiene significados diferentes cada vez que se ve, y creó que eso hace de Neon Genesis Evangelion sea incomoda de ver pero al mismo tiempo disfrutable porque ella en sí misma es un reflejo de aquellos aspectos que tenemos como seres humanos y que muchas veces nos cuesta y no queremos aceptar.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.